top of page

El marketing holístico: sus beneficios y pilares

Una de las dimensiones del marketing holístico propone que los empleados de una empresa deben estar igual de alineados con la identidad de marca que los consumidores.


El marketing holístico es una forma de pensar la actividad que parte de la premisa de que el todo es más que la suma de las partes. Cada vez son más las empresas que lo adoptan. El objetivo es alinear cada una de las acciones corporativas para llegar al consumidor de forma integral.


Cambio de paradigma


El avance de las nuevas tecnologías da como resultado un consumidor emancipado, que cuenta con más herramientas que nunca a la hora de investigar sobre marcas, productos y servicios.


Así los usuarios se vuelven más exigentes. Como son el centro de toda estrategia de marketing, su transformación obligó a las compañías a adaptarse para sobrevivir.


La saturación de los mercados también influye en la necesidad de adoptar nuevas perspectivas. En este marco surge la idea de marketing holístico, que generó todo un cambio de paradigma en la cultura empresarial.


El todo es más que la suma de sus partes


La necesidad de seguir siendo competitivas llevó a las compañías a ubicar a los consumidores en el centro de todas sus actividades, es decir, no solo las del área de marketing.


El marketing tradicional trabaja para aumentar los contactos con los clientes potenciales y obtener más ventas. Sus estrategias se plantean hacia el final de la cadena productiva: primero se desarrolla un producto y luego se lo comunica.


La visión holística propone que cada una de las acciones internas de las empresas influyen en la imagen que perciben los consumidores. 


Es decir, todas las partes -Recursos Humanos, Administración, Ventas y demás- deben trabajar en conjunto y con una visión colectiva. La idea del marketing holístico, por lo tanto, se centra en el resultado de cada una de esas interacciones.


Beneficios del marketing holístico


Los resultados que da este tipo de estrategia son más sólidos ya que van más allá de las ventas y de los contactos con los consumidores.


Otros de sus beneficios son:


  • Mayor alcance. El holístico también es conocido como “marketing 360”. Cuenta con muchas más acciones a su disposición que el tradicional. Los canales de comunicación son internos y externos, y el público que se abarca es más amplio.


  • Mejora la imagen de marca. Va más allá de los atributos de los productos o servicios. Transmiten la identidad corporativa y esto genera posicionamiento.


  • Fidelización. Si todas las acciones están alineadas, el usuario considera que la compañía es creíble.


  • Optimiza recursos. El diseño de una estrategia global evita la necesidad de contar con varias particulares. Las acciones se adaptan en función del canal o del punto de contacto.



Los 4 pilares a seguir


La visión holística se sostiene sobre una serie de columnas. Estas son:


Marketing integrado


Hay que definir todos los canales de comunicación que posee una empresa y analizar sus roles en la estrategia.


Cada uno transmite distintos mensajes y es fundamental que todos estén coordinados, que sean coherentes entre sí. Su acción también tiene que ser simultánea: cada uno de los contenidos debe llegar a los distintos públicos al mismo tiempo.


Va más allá de los mensajes concretos: lo que se pone en juego es la identidad de marca. Se trata de la esencia. Los contenidos en sí, por su parte, deben estar adaptados en función de las características de cada canal.


Marketing relacional


En este pilar, lo que importa son los vínculos que se establecen con los consumidores. 


Se relaciona más con el posicionamiento y el engagement: no se trata solo de conseguir clientes, sino de que estos perciban mejor a la marca que a su competencia.


Las interacciones son clave. E-mail marketing, descuentos personalizados, saludos por fechas especiales y servicio de post-venta son algunas de las acciones más comunes.


Marketing de rendimiento


Es la dimensión que se ocupa de los resultados obtenidos en cada una de las acciones. Permite comprobar el éxito de la campaña y también optimizar la estrategia en tiempo real.


Marketing interno


Una de las columnas que definen la perspectiva holística. Se centra en cada uno de los trabajadores de la compañía y busca que estos se identifiquen con sus valores.


Como es afuera, es adentro: la idea es que los empleados tengan el mismo nivel de satisfacción que los consumidores. 


Se puede trabajar con eventos, reuniones, acciones de comunicación interna y más.


Presente y futuro


Las causas que le dieron origen al marketing holístico continúan avanzando: las tecnologías se expanden y los consumidores cuentan con más herramientas y poder de decisión.


La cultura empresarial, por lo tanto, sigue en estado de transformación y debe mantenerse atenta para adaptarse a los nuevos tiempos.


Con el consumidor siempre como centro de la escena, esta forma de comunicación se presenta como la alternativa ideal para no perder terreno en un mundo competitivo.


8 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentarios


bottom of page