top of page

Claves para mejorar la velocidad de carga en sitios web

El marketing digital y el desarrollo de sitios web se complementan para brindar la mejor experiencia posible al cliente. Los usuarios buscan resultados inmediatos en el marco de un mercado saturado.


La velocidad de carga de una página web es fundamental para una estrategia de marketing exitosa. Ayuda al posicionamiento, aumenta la tasa de conversión y hasta reduce el índice del carrito abandonado. Optimizarla también es clave para sacar ventaja entre la competencia.


Qué es la velocidad de carga


La fugacidad es uno de los factores que mejor definen los tiempos que corren. Todo debe ser inmediato: la paciencia es cada vez menor y no hay lugar para la espera.


En este contexto se presenta la velocidad de una página web, que es el tiempo que tarda en cargar por completo. Es decir, desde el momento en que se abre hasta que todo su contenido queda disponible. Lo mismo ocurre con otras plataformas, como las aplicaciones. 


Si la velocidad de carga es lenta, el usuario abandonará la web y se dirigirá hacia otra. Si está buscando algo concreto, lo más probable es que vaya directo hacia la página de la competencia.


En resumen, se trata de una variable fundamental para toda estrategia de marketing digital. Las consecuencias de un mal rendimiento web son concretas y a gran escala pueden afectar un plan de comunicación 360 y un desarrollo de contenidos multiplataforma.


Cómo influye en una estrategia de marketing


Un segundo puede marcar la diferencia. Menos también: en un mercado saturado de contenidos y con una competencia intensa, apenas una milésima puede ser favorable para una marca.


Es una acción orgánica, igual que el SEO. Ambas prácticas tienen algo en común: el reconocimiento de Google.


Cuanto menos tarde una web en cargar, mayor es el reconocimiento del motor de búsqueda. Por lo tanto, queda mejor ubicada que las opciones de la competencia.


El consumidor como protagonista


Reducir la velocidad también mejora la experiencia del cliente. Esto se traduce en hechos concretos como la optimización de la tasa de conversión.


En lo subjetivo, mejora el posicionamiento y el engagement. El diferencial que se ofrece es también parte de la identidad de marca: la web o la aplicación se perciben como rápidas, cómodas y fáciles de usar.


Otro de los segmentos en los que hace la diferencia es el e-commerce. Una buena velocidad de carga ayuda a reducir el índice de abandono del carrito, sobre todo al momento de ingresar los datos personales y efectuar el pago.


Si una web tarda mucho, aumenta la tasa de rebote y los sitios pierden tráfico. Además, la idea también es que el usuario navegue la mayor cantidad de tiempo posible por la plataforma.


Claves para optimizar la velocidad de carga


Diagnóstico


Primero hay que hacer una evaluación profunda y completa de la situación. Es decir, medir cuánto tarda en cargar una página y analizar si esto es un problema o no.


Hay muchas herramientas que se pueden usar. Algunas son gratuitas y otras no. Por lo general, las pagas ofrecen una mayor cantidad de opciones.


Además de hacer el diagnóstico, pueden aportar alternativas de cara a una optimización.


Comprimir imágenes


Es una de las soluciones más fáciles y eficaces. La clave está en reducir el tamaño de los archivos visuales. Sin embargo, hay que tener en cuenta que no se debe perder la calidad.


Evitar banners y redireccionamiento


Elementos como estos hacen que aumente la lentitud de carga. Los usuarios también los toman como distracciones que los alejan de sus necesidades.


Trabajar con profesionales


Una estrategia de marketing digital debe contar con la participación de desarrolladores.


Un desafío constante


El rendimiento se mide de entrada para hacer un análisis de la situación. Luego, es fundamental seguir con la evaluación para determinar cuáles son los resultados de las acciones implementadas.


Para esto es importante hacer las mismas mediciones. Es la forma más segura de obtener datos confiables.


Por lo demás, salir de la zona de confort ayuda a mejorar de forma constante. Puede que una velocidad de carga sea buena, pero aún así puede ser optimizada.


Se trata de ir por más y de mantenerse siempre atento para no perder el lugar ante la competencia. 


Tampoco hay que olvidar que el usuario siempre es el protagonista y que lo que busca es inmediatez, resultados en el aquí y ahora.


2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page