top of page

La adquisición de clientes en la era digital

La era digital se caracteriza por los avances tecnológicos y los cambios constantes de los consumidores. Las empresas deben buscar alternativas innovadoras a la hora de interactuar con el target.


La adquisición de clientes es uno de los mayores desafíos que tiene el marketing en la era digital. Los consumidores son cada vez más exigentes y las empresas deben estudiar a fondo sus comportamientos y necesidades. El análisis de datos, la presencia en las redes sociales y la diferenciación de la competencia son algunas de las claves.


Marcas, consumidores y campañas digitales


El marketing digital consiste en todas aquellas técnicas y acciones propias del mercadeo que se realizan en canales digitales, entre ellos Internet. El objetivo es el de comunicar productos y servicios en medios tecnológicos que tienen una audiencia con sus propias características.


Una de las claves de la era digital se encuentra en que los consumidores pueden estar en contacto directo con las empresas y las marcas. De esta manera, se vuelven más exigentes y toman un mayor protagonismo.


Las marcas también tienen la oportunidad de conectar con una audiencia más segmentada. Al dirigirse a un target específico, las campañas tienen más probabilidades de ser exitosas y los recursos se optimizan.


Otra de las ventajas del marketing digital es que permite hacer un seguimiento constante y preciso del rendimiento de las acciones. Esto también favorece a los resultados de las campañas.


Claves para adquirir clientes en la era digital


Redes sociales.


Su aparición marcó un antes y un después en la era digital. Para el marketing es un excelente vehículo para adquirir clientes por varios motivos.


En primer lugar, las audiencias masivas hacen de las redes un espacio ideal para comunicar la identidad de marca y construir posicionamiento. Al mismo tiempo, la segmentación del público puede incluso generar ventas directas.


También es un gran lugar para que las marcas interactúen con su target. Esto ayuda a cumplir con sus expectativas y demandas. Además, permite investigar en profundidad los comportamientos y las necesidades. 


Influencers.


Por lo general, utilizan las redes sociales. Pero son un vehículo en sí mismo. Pueden ser un gran puente entre las marcas y los consumidores digitales debido a la cantidad de gente que los sigue y a la credibilidad que tienen.


Análisis de datos.


Los avances en la materia permiten que las empresas y las marcas dispongan de una enorme cantidad de datos sobre sus clientes o potenciales compradores. 


Esta es la clave para lograr una buena segmentación. Gracias a estos datos, se pueden conocer desde las necesidades y las preferencias de una persona hasta sus comportamientos de compra.


Cuantos más datos se tengan, más precisos serán los perfiles de los usuarios digitales. En consecuencia, se pueden crear mensajes más personalizados y, por lo tanto, eficaces.


Lo que hay que tener en cuenta es que también implica un enorme desafío. Las personas desconfían de la forma en que se manejan sus datos personales y esto puede llevar a un daño en la imagen pública.


Por otra parte, cuando se habla de análisis de datos se tienen en cuenta aquellos con los que se miden los resultados de las acciones de marketing.


Posicionamiento.


Es fundamental debido a que el digital se caracteriza por ser un mercado saturado. Son muchas las partes que compiten por las mismas audiencias y las personas también dividen su atención entre demasiados estímulos virtuales.


La innovación y la creatividad son valores indispensables para lograr diferenciarse de la competencia y para crear un mensaje que llame la atención de la audiencia.


Experiencia integral del cliente.


Cada persona tiene sus propias necesidades. Las marcas deben estar atentas y trabajar para satisfacer las mismas. 


Se trata de garantizar que todo intercambio que se dé entre la compañía y sus clientes sea percibido como una experiencia positiva. Esto genera posicionamiento y fidelización, entre otros resultados.


El éxito en la era digital


Los desafíos que tiene el marketing digital son varios y complejos. Pero apelando a las herramientas y a las acciones justas es posible lograr resultados más que positivos.


El cambio es la única constante. Por lo tanto, uno de los grandes secretos está en mantenerse actualizado sobre las novedades del mundo digital y en recordar que los clientes también se transforman.


3 visualizaciones0 comentarios

留言


bottom of page