top of page

Cómo influye la Inteligencia Artificial en las estrategias de marketing

La Inteligencia Artificial brinda herramientas al marketing para mejorar en tiempo presente. Además, posee habilidades predictivas que permiten definir estrategias más precisas de cara al futuro.


Las estrategias de marketing ahora se valen de la Inteligencia Artificial para optimizar sus propios procesos y para lograr mejores resultados en las distintas acciones. La automatización de tareas y el análisis minucioso de datos son consecuencia de esta combinación.


Nuevas tecnologías


La irrupción de la Inteligencia Artificial (IA) en la vida diaria de las personas es uno de los fenómenos más trascendentes de los últimos años.


Son numerosos los ámbitos que ya están poniendo en práctica las posibilidades que ofrece este tipo de software informático diseñado para imitar el pensamiento humano.


El marketing incorporó la IA para llevar sus estrategias y sus acciones a un nuevo nivel. 


La automatización de tareas que permite esta nueva tecnología genera que ciertos trabajadores puedan pasar a desempeñarse en otras funciones.


También implica la capacitación constante de personal. El objetivo en este caso es estar al tanto de todas las novedades y adquirir las habilidades necesarias que permitan sacar el máximo provecho de la IA.


Ventajas de la IA en marketing


Análisis de datos


Uno de los objetivos principales del marketing consiste en conocer en profundidad a los consumidores. Gracias a la Inteligencia Artificial, ahora las estrategias disponen de información más rica y compleja.


Abarca a los consumidores actuales y también a los potenciales. El software trabaja recopilando datos y analizándolos en tiempo real sin intervención humana.


Cuanto más precisa la información, mayor es la segmentación que se logra. Las estrategias así se vuelven más personalizadas y las marcas pueden interactuar con el público de forma directa.


Contenido personalizado


Los mensajes ya no son generales y cada persona los percibe como si fuesen diseñados de forma exclusiva. La experiencia de cliente se vuelve más significativa que nunca.


Esto se refleja en acciones concretas como ventas. También en construcciones simbólicas como el posicionamiento y la fidelización. 


Optimización de recursos


Gracias a la Inteligencia Artificial, las estrategias de marketing mejoran su enfoque. La inversión se aprovecha más y los costos se ven reducidos.


ChatBots


Las nuevas tecnologías permiten a las marcas estar disponibles para sus consumidores las 24 horas de los 7 días de la semana.


La presencia puede ser telefónica o darse en correos electrónicos y mensajes de texto. Los ChatBots en sitios web y aplicaciones son otro ejemplo a tener en cuenta.


Mejoran la experiencia del consumidor al brindar información sobre productos y servicios. Es una de esas tareas que se pueden delegar en la Inteligencia Artificial para que los trabajadores se dediquen a otra cosa.


Por más que sea una tecnología, las conversaciones aparentan ser lo más humanas posibles. Gracias al propio sistema de aprendizaje de las IA, incluso se perfeccionan con la práctica y los datos adquiridos.


Análisis predictivo


La investigación de los consumidores permite conocerlos en profundidad y también determinar sus comportamientos a futuro.


Un ejemplo claro es el de la recomendación de productos. Los algoritmos toman el historial de compra de los consumidores y lo analizan para predecir cuáles son los intereses que podría presentar en los próximos tiempos.


También predicen cuándo y dónde se darán las interacciones de los clientes. Gracias a estos datos se pueden programar las acciones de la estrategia de forma tal que sean más eficaces.


Oferta y demanda


El mercado en el que se opera también entra en el terreno de las predicciones. Gracias a la Inteligencia Artificial y sus habilidades en la materia, una marca puede prever las tendencias del futuro.


Saber qué pasará con la oferta y la demanda ayuda a fijar los precios. La información de la competencia también influye y es tenida en cuenta.


La vanguardia en el presente


La Inteligencia Artificial ya dejó de ser una prueba para las marcas y el marketing. Cada vez son más las estrategias que acuden a estas nuevas tecnologías. Su uso se vuelve casi una obligación, ya que lo contrario puede significar quedarse relegado.


Es el futuro que llegó para quedarse. Para ser descubierto y experimentado. Las posibilidades parecen ser infinitas y los beneficios ya están a la vista.


9 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page